Es un bug conocido de KDE 5.


Síntomas: Cuando se cambia la resolución del guest (al cambiar el tamaño de la ventana de Spice), el escritorio se vuelve negro y desaparecen los paneles con lanzadores, menú principal y lista de aplicaciones activas. Todavía se pueden lanzar aplicaciones nuevas con Alt+F2.


Solución temporal: Después de cambiar la resolución, abrir una terminal, matar el proceso "plasmashell" y volver a ejecutarlo.